6 feb. 2013

ISAAC ASIMOV, UN NINOT CON PREMIO




 Este año, el monumento de la falla Mercado de Castilla, trata el tema de los ROBOTS en clave de humor. La falla está titulada “NATROS ROBOTS”, una especie de “espadenyà” del titulo de la obra “YO ROBOT”, seguro que viste la película de Will Smith, pues que sepas que está basada en la novela homónima del gran autor Isaac Asimov.
Por ser uno de los más interesantes autores de ciencia ficción quiero presentártelo aquí, en la falla, como uno de los padres de la robótica moderna.
La figura, no solo es un homenaje personal, si no una herramienta de divulgación cultural. Ya que últimamente, la cultura en general, parece estar especialmente estrangulada por los que nos mandan, ya me entendéis. Con esto he decido aportar mi granito de arena. Además de ver la información y fotos del proceso de creación, podréis participar en un concurso muy interesante.


CONCURSO:  Si dejáis un comentario en esta entrada comentando la figura, entraréis automáticamente en el sorteo de:

 ¡¡¡ 2 libros de I. Asimov, YO ROBOT y LA FUNDACIÓN!!!

El sorteo se realizará el 16 de marzo y se expondrá el ganador ese mismo día en esta misma entrada. El premio lo patrocina la librería on line LIBROHOY.ES, punto de referencia para todo lector y coleccionista. Te invito a conocerla.


¿Quieres conocer a este gran autor? Adelante...
Isaac Asimov
(Petrovichi, Smoliensk, 1920 - Nueva York, 1992) Es un escritor estadounidense de origen ruso que destacó especialmente en el género de la ciencia-ficción y la divulgación científica.
Matriculado en la universidad neoyorquina de Columbia en 1935, donde fue Licenciado en Químicas; posteriormente, nuevos estudios superiores le permitieron licenciarse en Ciencias y Artes y doctorarse en Filosofía. En contra del deseo de sus padres, que esperaban que se dedicara al ejercicio de la Medicina, Asimov decidió que su futuro profesional pasaba necesariamente por el cultivo de la literatura. Ingresó en el claustro de la Medical School de la Universidad de Boston, para ejercer la docencia en calidad de profesor ayudante de Bioquímica, materia que continuó explicando en dichas aulas durante casi diez años.

Sobre su obra
 Escritor prolífico, Asimov ha gozado de gran popularidad por el sabio equilibro que consigue entre el estilo, la imaginación literaria y el mundo tecnológico y científico. Sus primeros pasos, allá por los años 40, fueron publicar cuentos de ciencia ficción en las revistas especializadas, imponiéndose en pocos años como el principal representante de la rama "tecnológica" de este género, en la que la visión del mundo futuro y de nuevas formas de organización social.
En sus relatos de robots, recogidos en Yo, Robot (1950) y El segundo libro de robots (1964), Asimov fijó las tres leyes de la robótica, que ponen al robot al servicio total del hombre. Seguro que te suenan.
  • Un robot no puede hacer daño a un ser humano o, por inacción, permitir que un ser humano sufra daño.
  • Un robot debe obedecer las órdenes dadas por los seres humanos, excepto si estas órdenes entrasen en conflicto con la Primera Ley.
  • Un robot debe proteger su propia existencia en la medida en que esta protección no entre en conflicto con la Primera o la Segunda Ley.



Entre sus obras también podemos encontrar la que es considerada su obra más completa, su Trilogía de las Fundaciones, compuesta de Fundación (1951), Fundación e Imperio (1952) y La segunda Fundación (1953). La cual tuvo una continuación, Los límites de la Fundación, novela bastante prolija, llena de intrigas por el poder e interrogantes que resolver. Entre sus varias novelas de los años cincuenta, destacan Abismos de acero (1953) y El sol desnudo (1957), en donde Asimov asocia con éxito la ciencia ficción con la investigación policíaca.
Las novelas de Asimov tienen un estilo poco descriptivo de los escenarios o el aspecto de los personajes, basado casi exclusivamente en los diálogos, y dedicado poco más que a servir de vehículo ara sus ideas filosóficas. Pero en este tejido de ideas está el buen ritmo de su redacción consigue casi siempre implicar al lector. Sus textos siempre son estupendas deducciones argumentales que rozan los juegos de lógica.
Con sus decenas de libros de divulgación científica, Asimov afirmó siempre su fe optimista en un progreso basado en un uso racional de la ciencia y la tecnología. En el terreno de la divulgación, también abordó otros campos del saber, como la historia, las matemáticas, la psicología y la sociología. Llevado de su afán didáctico, escribió también algunas obras destinadas al público infantil y juvenil, en las que combinaba la ficción con una serie de rudimentos científicos e históricos.
Una personalidad a destacar, como veis, que quería presentarla aquí, en la propia falla Mercado de Castilla como el padre de todos estos “ROBOTS”.





















4 feb. 2013

BONES MIGUES



El pasado Viernes 1 de febrero se presentaron los proyectos para el año 2013 y este año, por tercero consecutivo, el monumento infantil lo realiza un servidor. Para este extraño 2013 he realizado un proyecto que se podría considerar un "remake". ¿Que es un remake? Eso que tanto se lleva en el cine o las series, que no es otra cosa que coger una idea que ya se realizó y volverla a realizar actualizandola a los tiempos que corren o modificando su formato original. Y digo que es un remake porque en mi carrera como artista fallero, junto con mi padre Rafael, ya realizamos una serie de fallas con esta temática y esta estética. El concepto es hacer una falla que hable de las diferentes clases de pan, de una forma didáctica, con muchos juegos de palabras caricaturizando las própias cualidades de cada objeto humanizado. Este concepto lo hicimos en falla grande hace ya más de siete años. Además lo repetimos en diferentes fallas en años posteriores modificando el concepto de falla, no siendo siempre la misma. En los diferentes casos, recuerdo que la primera se realizó para la falla L'Amistat, una comisión que durante varios años contó con nuestras fallas y además querían siempre que utilizasemos nuestro particular estilo de "fallas temáticas", allí hicimos fallas enteras que hablanban sobre patas, naricez, velas, embutidos, petardos, pinchos, llaves y por supuesto panes. Un "sin fín" de ideas que personalmente disfrutamos mucho y le dimos a una falla humilde o "falla de barrio", como llaman algunos, un carácter muy epecial y exclusivo. Además, tengo que confesar que normalmente muy bien premiadas, sobre todo en ingenio y grácia. Esperemos que continue así...
Por suerte, la falla Doctor Gil i Morte - Doctor Vila Barbera, más conocida por el sobrenombre "Els Doctors", tiene una iniciativa similar y desde que se pusieron en contacto conmigo hace ya tres años han querido que utilizara este peculiar estilo de falla pese a los riesgos que implica a la hora de los gustos personales (sobre todo de los jurados...ejem...). Por ello tras plantar una estupenda falla infantil, muy bien premiada, sobre "CHUCHES" y una segunda, para nada bien premiada, sobre los "GILIMORTS", este año me lanzo con el formato remake de una falla grande a una infantil "BONES MIGUES".

Nuestro monumento infantil está transformado este año en un universo de pan. Todos los panes se aglutinan en esta falla para mostrarnos sus cualidades y hacernos pasar un buen rato.
En el centro, en la entrada del horno, tenemos una de las escenas más bonitas posibles, el enamoramiento de un pan redondo inocentón, blandito y tierno hacia la baguette más conocida de la panadería. Le ofrece un regalo para que terminen siendo “algo más” estas buenas migas que hacen los dos, aunque él parece un poco "empanao".
¡Metámonos en harinas! En las diferentes escenas podremos ver un sin fín de tipos diferentes de panes y sus cualidades especiales particulares.
El pan de leche, el más joven y tierno, el pan sin sal, que tiene poca gracia, el pan duro que es un matón muy resistente que corta “la pana”, el pan mejor acompañado que es el pan con tomate catalán, un poco independiente, eso si, el pan de pueblo en lo alto mira sorprendido don la boina calada a sus compañeros de horno. La tostadora persigue a el pan de molde causando un auténtico pan-ico.
La Pan-dilla está compuesta por los panes más importantes de la panificadora, el pan-tera, el pan-tunflas, el pan-dero, el pan-talónes, el pan-cartas y el pan-pero.

Sin más espero que este año dediquéis un momentito a pisar la plaza para ver que se "hornea" por allí en los días de fallas. Eso si, ir con el estómago lleno, que puede daros hambre...